Mitos y Realidad en el conflicto Israelí/Árabe-Palestino


Por Dawlin A. Ureña *

Todo el que ha leído el texto bíblico sabe muy bien que Satanás odia con denuedo al Pueblo Escogido. Los judíos son los que dieron al mundo la Biblia y a su Salvador, Jesús de Nazaret. Por lo tanto, NADIE DEBE SORPRENDERSE de que naciones dominadas directamente por el demonio también odien a Israel. A continuación mitos populares acerca de Israel, y los hechos veraces que contradicen tales mitos.

Mito: “La creación del estado de Israel en 1948 cambió los arreglos políticos y las fronteras entre estados independientes que existían allí por siglos.”

Realidad: Las fronteras de la mayoría de los países de Oriente Medio fueron arbitrariamente arregladas por las potencias del Oeste después de que Turquía fuera derrotada durante la Primera Guerra Mundial y los franceses y británicos ejercitaron sus mandatos. Las áreas asignadas a Israel por las Naciones Unidas estaban todas bajo el control del Imperio Otomán, que gobernó a Palestina (nombre dado por los Romanos a Israel para eliminar la identidad judía) desde 1517 y hasta 1917. Cuando Turquía fue derrotada, los franceses ocuparon el área conocida hoy como el Líbano y Siria. Los británicos asumieron el control de “Palestina” (¡el Israel histórico de David y Salomón!) e Irak. En 1926 las fronteras fueron retrasadas y el Líbano fue separado de Siria. Los británicos instalaron al Emir Faisal, quien fue despojado del poder en Siria por los franceses, como nuevo gobernante de Irak. En 1922, los británicos crearon el Emirato de Transjordania, el cual incorporaba todas las tierras de “Palestina” (¡el Israel histórico¡) al este del Río Jordán. Esto fue hecho para que el Emir Abdullah, cuya familia había sido derrotada en guerras tribales en la Península Arábica, tuviera un reino en el cual gobernar. Ninguno de los países que comparte fronteras con Israel logró su independencia hasta el siglo 20. De hecho, muchas otras naciones árabes lograron su independencia después de Israel.

Mito: “La tierra de Israel en realidad es la tierra de los Palestinos.”

Realidad: Los historiadores y la Biblia coinciden en que el término “Palestina” se deriva del antiguo nombre “Filistea” o “Filisteos”, personas Egeas quienes en el Siglo 12 antes de Cristo se asentaron a lo largo de las costas planas del Mar Mediterráneo, lo que hoy se conocen en el nombre de Israel y la Franja de Gaza. En el Siglo 2 después de Cristo, después de aplastar la última revuelta judía, los Romanos comenzaron a llamar a Judá, una región de Israel, con el nombre de Palestina (la porción más hacia el sur de lo que hoy se conoce como Cisjordania) en un intento por minimizar la identificación judía con la tierra de Israel. La palabra árabe “Filastin” se deriva de este nombre latino. Es interesante realzar que no existe un idioma llamado “Palestino”, que no existe una cultura común llamada “Palestina”, y que NUNCA ha existido una tierra llamada “Palestina” gobernada por los “Palestinos”. Los palestinos son árabes, imposibles de diferenciar de los habitantes de Jordania (otra invención reciente), de los Sirios, Libaneses, o Iraquíes, etc.

Mito: “Los judíos no tienen reclamo histórico por Israel.”

Realidad: SOLAMENTE los judíos han vivido ininterrumpidamente en Israel por los últimos 3,700 años. ¿Dónde estaban los palestinos en los tiempos de Jesús? Por ejemplo, Jerusalén ha tenido una mayoría judía desde los 1840. Unos 40 años antes de iniciarse el Sionismo. Setenta por ciento de la tierra en el este de Jerusalén, la que la prensa ahora llama, “Este de Jerusalén, históricamente árabe,” ha sido propiedad de los judíos desde 1947. Las naciones que habitaban la tierra antes de que los judíos lo hicieran, ¡HOY NO EXISTEN!, ya que han sido absorbidas por otras gentes a través de los años. Los árabes de Israel vinieron en el 632 después de Cristo, a raíz de la invasión musulmana.

Mito: “Israel viola los derechos humanos de los árabes que viven en “Palestina” (¡el Israel histórico¡)”

Realidad: La REALIDAD es diferente. Israel concedió nacionalidad a todos los árabes que vivían en su territorio, después del 1948. El árabe es un idioma oficial en Israel. Israel permanece siendo uno de los únicos países donde los árabes pueden votar libremente (lo cual es una rareza en el área), al tiempo que es el ÚNICO país de Oriente Medio donde las mujeres pueden votar. De hecho, esta es una de las razones principales por las que Israel choca tan fuertemente con los valores de los árabes musulmanes que viven en su territorio. El reino de los Califatos contradice abiertamente las libertades qeu en Occidente nos parecen tan normales.

Mito: Cisjordania (nombre por “los Bancos del Oeste” le pertenece a Jordania.”

Realidad: Cisjordania no fue NUNCA parte legal de Jordania. Bajo el Plan de Partición de las Naciones Unidas de 1947, el cual los Judíos aceptaron y los árabes rechazaron, Cisjordania se suponía fuera parte de un estado árabe independiente en el oeste de “Palestina” (¡el Israel histórico¡). Pero los Jordanos invadieron y ocuparon el área durante la guerra de 1948. En 1950, Jordania anexó los Bancos del Oeste a su territorio, razón por la cual esta región es conocida bajo el nombre de Cisjordania. Si usted busca el nombre “Cisjordania” en algún diccionario notará que no existe. ¿Porqué? Porque es un término reciente inventado para designar los Bancos del Oeste una vez fueron anexados a Jordania. En Inglés el término usado es “West Banks”. Solamente los ingleses y Paquistán reconocieron la ocupación jordana. El resto del mundo, incluyendo a Estados Unidos NUNCA lo reconocieron. Durante el período entre 1950 y 1967 Jordania permitió a terroristas que lanzaran ataques contra Israel.

Mito:“Jerusalén es la tercera ciudad más sagrada del Islamismo.”

Realidad: Los musulmanes intentan conectar a Jerusalén con el Islam usando un pasaje vago del Corán, contenido en el Sura 17, titulado “El Viaje Nocturno.” En el mismo se relata que en un sueño o en una visión Mahoma fue llevado de noche desde “el templo sagrado al templo que es más remoto, cuyo recinto hemos verdecido, para que podamos mostrarle nuestras señales. …” En el Siglo 17 algunos Musulmanes identificaron estos dos templos mencionados en este verso como el de Meca y el de Jerusalén. Y esta es la evidencia más contundente que tiene el Islamismo para reclamar a Jerusalén como ciudad santa. Sin embargo, los judíos pueden mostrar miles de años de ocupar esta tierra, de construir templos, de adorar a su Dios, de vivir y luchar por tal tierra, como evidencia histórica para reclamar a Jerusalén, desde los tiempos de Abraham – ¡hace miles de años!

Mito: “La Montaña del Templo siempre ha sido un lugar sagrado de los Musulmanes y los Judíos no tienen derecho a reclamarlo.”

Realidad: El área de los Establos de Salomón se puede datar a la fecha aproximada cuando Salomón construyó el Templo de Jehová. De acuerdo con el historiado Josefo (Siglo 1 después de Cristo), este lugar existía en esta montaña hacía siglos y era usado por los judíos para refugiarse cuando Tito conquistó a Jerusalén en el año 70 después de Cristo. El mismo Corán – el libro sagrado del Islamismo – describe la construcción del Primer Templo de Salomón (34:13) y la destrucción del Primer y Segundo Templo de Salomón (17:7). La conexión de los Judíos con la Montaña del Templo puede datarse hasta 3,000 años en el pasado, y está basada en datos históricos, evidencias arqueológicas y tradiciones escritas y orales. Cuando Abraham ató a su hijo Isaac en el altar para sacrificarlo a Dios, lo hizo en la cima de esta montaña, la montaña llamada Monte Moriah, donde recientemente los Islámicos construyeron un templo, con la intención de borrar la asociación de los judíos con tal montaña.

Mito: “Bajo el dominio Israelí, la liberta de expresión religiosa ha sido limitada en Jerusalén.”

Realidad: Después de la guerra de 1967, Israel abolió todas las leyes discriminatorias promulgadas por Jordania y adoptó su propio sistema de leyes para garantizar el acceso a los templos religiosos. La ley israelí estipula lo siguiente: “Cualquiera que haga algo que pueda poner en peligro la libertad de acceso a los miembros de los varios grupos religiosos a sus lugares sagrados será castigado con prisión por un término de cinco años.” Israel también confió la administración de los lugares sagrados a sus respectivas autoridades religiosas. por ejemplo, el Waqf Musulmana tiene la responsabilidad de las mezquitas de la Montaña del Templo.

Mito: “Los estados árabes han tenido que armarse para poder mantener el equilibrio con la carrera armamentista del estado israelí.” “Los estados árabes han tenido que armarse para poder mantener el equilibrio con la carrera armamentista del estado israelí.”

Realidad: Lo opuesto es la realidad. Los Egipcios recibieron los bombarderos IL-28 soviéticos en 1955. No fue hasta 1958 cuando Francia proporcionó un escuadrón comparable a los israelíes, los bombarderos tácticos Sud Vautour. En 1957, Egipto obtuvo los aviones MiG-17. Israel recibió los Super Mystere en 1959, aviones de caza comparables con los egipcios. Egipto tuvo submarinos para el año 1957, mientras que Israel no obtuvo los suyos hasta 1959. Después de que los egipcios obtuvieron los MiG-21, los Israelíes ordenaron los interceptores supersónicos Dassault Mirage III y los bombarderos. Egipto recibió sus misiles de tierra – aire – los SA-2 – dos años antes de que los israelíes obtuvieran sus misiles HAWK de Estados Unidos. Más tarde, Washington lastimosamente acordó en vender los tanques Patton a Israel.

Mito: “La destrucción de las instalaciones nucleares de Irak fue un acto injusto.”

Realidad: Pues en junio de 1981, después de que los israelíes bombardearan la planta en Osirak el Consejo de las Naciones Unidas unánimemente condenó a Israel. Mientras que Washington ostentosamente detuvo su entrega de armamentos a Israel. Pero una década más tarde, los ataques israelíes mostraron su eficacia y necesidad. La Guerra del Golfo Pérsico es un testigo constante en nuestras memorias y la negativa de Irak de aceptar los inspectores que ahora la ONU desea enviar, y que han sido expulsados de Irak en repetidas ocasiones, justifica el ataque israelí. Es de consumo público las intenciones de Saddam Hussein de construir armas nucleares, químicas, y biológicas. Este dictador fue capas de usar armas químicas contra los iraníes en su guerra, y hasta las usó contra sus propios habitantes, durante la revuelta de los curdos. Si Israel no hubiese retardado el desarrollo de las armas nucleares que Irak se encontraba desarrollando cuando los ataques, ¿quién sabe cuál habría sido el resultado de la invasión iraquí sobre Kuwait? Hoy Saddam estuviera en posesión de Arabia Saudita, y las reservas más ricas del mundo de petróleo … ¡usted captó la idea! ¿Verdad?

Mito: “Israel ha sido un estado expansionista desde su creación.”

Realidad: Las fronteras de Israel fueron determinadas por las Naciones Unidas cuando se adoptó el Plan de Partición en 1947. En una serie de guerras defensivas, Israel capturó territorio adicional. En numerosas ocasiones, Israel se ha retirado de estas zonas. Como parte un acuerdo en 1974, Israel regresó los territorios ocupados en1967 y 1973 a Siria. Bajo los términos del Tratado de Paz Egipcio-Israelí, Israel retiró sus tropas de la Península de Sinaí (¡Recuerde que todos estos territorios le pertenecían al Israel histórico de David y Salomón!) por tercera vez. Ya se había retirado de amplias zonas ocupadas en el desierto cuando la Guerra de Independencia. Israel devolvió la Península de Sinaí a Egipto en 1957. En septiembre de 1983 Israel se retiró de las áreas extensas a petición del Líbano, excepto de una zona estrecha en el Río Awali. En 1985 se retiró del Líbano. Israel devolvió la mayoría del territorio de Cisjordania en el 2000. ¿Le parece usted que Israel es un estado expansionista? Todas estas concesiones las ha hecho Israel a cambio de paz de parte de sus enemigos vecinos. ¿Han obtenido tal paz?

Mito: “Israel es el agresor en el conflicto actual.”

Realidad…

Primero: Los árabes que viven en Palestina (el Israel histórico) son los agresores. Ellos comenzaron el conflicto, y a propósito declaran “que tienen suficientes atacantes suicidas para mil años”. Las noticias diarias son el testigo más fiel de lo que sucede.

Segundo: Los árabes que viven en Palestina (el Israel histórico) consideran las Antifadas como la Guerra, no como protestas esporádicas, con la estrategia clara de vencer a los israelíes mediante el medio común a muchos islámicos: el terrorismo.

“Nuestro objetivo es simplemente la liberación del suelo palestino y el establecimiento de un estado. Por lo tanto, los Judíos (israelitas) deben ser removidos, e Israel debe ser aniquilado. No podemos aceptar ni más ni menos que la completa aniquilación de todos los judíos”. – Primer Ministro de Palestina, Yasser Arafat.

¿Desea saber la raíz del problema entre Palestinos e Israelíes?

Tercero: La táctica usada por los Islámicos árabes que viven en Palestina (el Israel histórico), usada por los muchos islámicos que viven en Egipto, en Irak, en Irán, en Sudán, en Somalia, en Kenia, en las Filipinas, etc. es usar el terrorismo para ganar su “guerra”. Asesinando civiles, quienes después de todo, al ser “infieles”, pueden ser considerados como enemigos. Los blancos predilectos de estos valientes árabes que viven en Palestina es asesinar personas que se encuentran en las discos, piseriasías, restaurantes, ¡mujeres o niños! En realidad no les importa. ¡Mientras más indefensos mejor!

Cuarto: Israel ha actuado en defensa propia en este conflicto, y mientras las fuerzas israelíes continúen defendiéndose de los “militares” de las “Fuerzas Armadas Palestinas” – quienes son civiles – muchas veces, ¡accidentalmente morirán civiles!. A veces las fuerzas armadas israelíes matan a civiles que nada tienen que ver, pero lo hacen cuando se encuentran en persecución de líderes militares palestinos, que para lo único que sirven es para usar jóvenes a quienes han estado impregnando de odio por décadas, para llevar a cabo ataques suicidas contra los israelíes. Estos atacantes suicidas creen que van al cielo, después de asesinar a civiles inocentes. ¡Qué contraste con el Cristianismo!

* Dawlin A. Ureña, pastor, y miembro de la Asociación Científica CRS – Creation Research Society

This entry was posted in World and tagged , , , , , . Bookmark the permalink.

3 Responses to Mitos y Realidad en el conflicto Israelí/Árabe-Palestino

  1. Mendez says:

    En este artículo se explican varias cuestiones que había. Los árabes han perdido todas las guerras con Israel y ahora están tratando de ganar la guerra de mentiras…

  2. Megatron says:

    Asi ke ningun judio o arabe va a justifiscarse ke se maten todos esos malditos y los comunistas tambien
    me cago en los gringos y europeos tambien

    • Gustav Ditter says:

      Bien, este senor se caga en todos , pero escribe en una computadora, utilizando todo el sooftware que tiene exclusivamente gracias a la iniciativa privada de USA y el capitalismo.
      Cuando va al WC – se limpia el trasero con papel wc capitalista, no con el Pravda o el Granma comunista.
      Osea, es un hypocrita.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s