La definición del “politicamente correcto”


      Marc Vitellio – Entrevista con Vladimir Volkoff

      Vladimir Volkoff es doctor en filosofía, profesor de inglés, militar durante la guerra de Argelia, funcionario del Ministerio de Defensa y, más tarde, profesor de lenguas y literaturas francesa y rusa en Estados Unidos. Fue el primer escritor que Francia dedicó seriamente sus estudios a estudiar la manipulación informativa. Pariente de Tchaikovsky, es uno de los escritores mejor situados a la hora de explicar el concepto que conocemos como “políticamente correcto”, tema de su último libro publicado en Editions du Rocher: “La désinformation par l’image”.

      Nos hemos encontrado con este autor que rezuma humor y cultura por todos sus poros y que nos ha prodigado algunos consejos para combatir ese veneno que ataca nuestra sociedad.

      Marc Vitellio – ¿Cuál es su definición de lo “políticamente correcto”?

      Vladimir Volkoff – Lo políticamente correcto tal y como lo conocemos en la actualidad representa la entropía del pensamiento político. Como tal, es de imposible definición puesto que carece de un verdadero contenido. Su fundamento básico es aquello del “todo vale”. En él encontramos restos de un cristianismo degradado, de un socialismo reivindicativo, de un economicismo marxista, y de un freudismo en permanente rebelión contra la moral del yo. Si comparamos el hundimiento del comunismo con una explosión atómica, diríamos que lo políticamente correcto constituye la nube radioactiva que sigue a la hecatombe.

      Marc Vitellio – ¿En qué consiste lo “políticamente correcto”?

      Vladimir Volkoff – Lo políticamente correcto consiste en la observación de la sociedad y la historia en términos maniqueos. Lo políticamente correcto representa el bien y lo políticamente incorrecto representa el mal. El summun del bien consiste en buscar en las opciones y la tolerancia en los demás, a menos que las opciones del otro no sean políticamente incorrectas; el summum del mal se encuentra en los datos que precederían a la opción, ya sean éstos de carácter étnico, histórico, social, moral e incluso sexual, e incluso en los avatares humanos. Lo políticamente correcto no atiende a igualdad de oportunidades alguna en el punto de partida, sino al igualitarismo en los resultados en el punto de llegada.

      Marc Vitellio – ¿Quién lo inventó?

      Vladimir Volkoff – Nadie ha inventado lo políticamente correcto: nace como consecuencia de la decadencia del espíritu crítico de la identidad colectiva, ya sea esta social, nacional, religiosa o étnica.

      Marc Vitellio – ¿Quién lo practica?

      Vladimir Volkoff – Lo políticamente correcto es de uso común entre los intelectuales desarraigados, pero como es contagioso, es normal que otras personas estén contaminadas sin que por ello sean conscientes de ello.

      Marc Vitellio – ¿Cómo podemos desintoxicarnos?

      Vladimir Volkoff – La desintoxicación es difícil, en la medida en que vivimos en un mundo en el que los media (y la palabra media es, en sí, un barbarismo políticamente correcto) han adquirido una importancia desmesurada y son precisamente éstos los encargados del contagio masivo. El primer remedio consiste en tomar conciencia de que lo políticamente correcto existe y que circula sobre todo a través de nuestro vocabulario. El segundo, sería tomar conciencia de que el “yo” forma parte de un “nosotros” y de que ese “nosotros” debe proteger al “yo” contra el “se dice…” políticamente correcto. El tercer remedio consiste en poner en práctica la conciencia de renuncia a toda terminología políticamente correcta y a las ideologías sobre las que se apoya. Por ejemplo, hay que decir “aborto” en lugar de “interrupción del embarazo”, “sordo” en lugar de “deficiente auditivo”, “vejez” en lugar de “tercera edad”, “sinvergüenza” en lugar de “inadaptado”. No todos los “docentes” es un “maestro”.

      Marc Vitellio – ¿Cuáles son los estragos producidos por lo “políticamente correcto”?

      Vladimir Volkoff – Consisten fundamentalmente en confundir el bien y el mal, bajo el pretexto de que todo es materia opinable.

      Marc Vitellio – Aparte de la nación, ¿cuáles son los blancos predilectos de lo “políticamente correcto”?

      Vladimir Volkoff – Los blancos predilectos son la familia, las tradiciones y, sobre todo, la creencia en ello, puesto que para lo políticamente correcto solo hay una verdad y lo demás es falso.

      Marc Vitellio – ¿Tiene usted la impresión de que Francia es uno de los países más tocados por lo “políticamente correcto”?

      Vladimir Volkoff – Lo políticamente correcto es supranacional como todas las enfermedades. Si estamos en condiciones de afirmar que nació en determinadas universidades americanas, no es menos cierto que se expandió rápidamente por todo el mundo. Quizá en los países de tradición cristiano-ortodoxa se resiste más y mejor a esta epidemia, probablemente debido a la propaganda comunista, quizá a la propia fe religiosa. Lo hemos visto recientemente con los casos de Serbia y Rusia.

      Marc Vitellio – ¿Cómo detectar a una persona “políticamente correcta”?

      Vladimir Volkoff – Una persona políticamente correcta se considera a sí misma tolerante, pero no practica la tolerancia…

      Marc Vitellio – ¿Cómo evitar la contaminación?

      Vladimir Volkoff – Es verdad que lo políticamente correcto nos acecha y se presenta siempre con argumentos inocentes y de fácil asimilación. Se trata de rechazar su inocencia y repudiar esa facilidad de asimilación. Es necesario, asimismo, prevenirse contra el mimetismo de hablar como los demás. Repito aún a riesgo de parecer pesado, el vocabulario políticamente correcto es el principal vehículo de contagio. En cualquier caso, hay que afirmar que lo políticamente correcto es una fe débil y que, como tal, no resiste a una enérgica aplicación del espíritu crítico. No hay que ser sumisos a los sentimientos y opiniones generalizados: el espíritu contradictorio más obtuso vale siempre más que la aceptación liberal del pasto mediático.

      Marc Vitellio – Según vd., ¿cuáles pueden ser las consecuencias a corto y medio plazo del triunfo de lo “políticamente correcto”?

      Vladimir Volkoff – Lo políticamente correcto prepara el terreno de forma ideal para las operaciones de desinformación y para la expansión de la mundialización. Cuando todo el mundo crea que las verdades pueden ser objetos de truque, de que no existen ni verdades ni mentiras, el mundo estará preparado para recibir la misma propaganda, de participar de la misma pseudo-opinión pública fabricada para consumo universal. Y esta pseudo-opinión pública aceptará cualquier acción, incluidas las más brutales que indefectiblemente irán en beneficio de los manipuladores.

      Notas

      1. Obras de Vladimir Volkoff sobre la manipulación de la información: “Le montage” (ganhador do Grand Prix du Roman da Academia Francesa, 1982), “La désinformation, arme de guerre”, “Petite histoire de la désinformation”, “Désinformation, flagrant délit”, “Manuel du politiquement correct” e “La désinformation par l’image”.

      2. Traducción de Damián Verde

      Fuente

      1. Foster 20

About these ads
This entry was posted in Education & Culture and tagged , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s